La i=gualada

Cuando inicié mi primer blog, "La Casita de Betania", tenía la idea de compartir mis pensamientos y reflexiones sobre mi travesía espiritual. Sin embargo, las musas han regresado a mí para darme inspiración de escribir en otros temas relacionados con mi entorno actual de trabajo, enfocado al avance y promoción de los derechos de las mujeres.







Por eso, decidí abrir un nuevo blog, llamado "La Igualada" para compartir en el mismo sobre aquellos temas que estamos posicionando en la busqueda de igualdad de oportunidades para las mujeres como una forma de lograr el pleno ejercicio de sus derechos.







Espero les aporte al conocimiento del tema.



martes, 31 de mayo de 2011

Ponerse los lentes de género

Siempre recuerdo una expresión de la querida Denise Paiewonsky, siendo mi profesora en la asignatura Análisis de Género, de la Maestría de Género y Desarrollo del INTEC. "Esta asignatura, decía, es como ponerse los lentes de género. Donde quiera que usted mire, va a enfocar la realidad con ojos distintos".

Creo que no hay una frase, como esa de "ponerse los lentes de género", que resuma de mejor forma lo que una empieza a experimentar cuando aborda la realidad y, empieza a notar que lo que parecía "normal" obedece a una construcción social que ha permeado todas las etapas y esferas de nuestras vidas.

Para mí, "ponerme los lentes de género", que es muy distinto a llevar gafas, como las que uso para ver, ha significado una aproximación a diferentes realidades, situaciones, hechos, desde una perspectiva distinta. Incluso me ha permitido visualizar algunas cositas que el imaginario social y cultural ha posicionado en nuestras mentes y que, de primera vista parecerían que no tienen ningún tipo de importancia.

Fue así como en días pasados me disponía a llenar una ficha de inscripción para mi hijo Lucas en una actividad para este verano. En principio, las cosas van bien. Nombre, apellidos, edad, fecha de nacimiento, colegio al que asiste, grado. Segundo bloque de información. Nombre del padre, teléfono de oficina, teléfono celular, email. Nombre de la madre, teléfono de la casa, teléfono de la oficina, teléfono celular, email.

Dos cosas de la cultura patriarcal se muestran en lo que les he transcrito hace unos momentos. Lo notó. Necesita repasarlo nuevamente. A simple vista pareciera que no existe nada en el ordenamiento de la información solicitada. Sin embargo, cuando una mira con los lentes de género, se da cuenta de la construcción social que existe en la misma. La información sobre el padre es la primera que se solicita en el segundo bloque, sin embargo, es en la parte dedicada a la madre que se solicita el número de la casa. Social y culturalmente hablando, hemos aprendido que la responsabilidad del cuidado de hijas e hijos recae sobre la madre. Por tanto, es normal que pensemos que es una información que se solicite a ella.

Lo segundo está relacionado con la jerarquía en el hogar. Si la construcción social no tuviera sesgos patriarcales y, asumieramos que es cierto que la madre es la responsable por el cuidado de sus hijas e hijos, no se debería solicitar primero la información de la madre cuando es a un@ de ell@s que se está inscribiendo. Como diría otro amigo, profesor de economía, para decir que predomina la lógica: "claro, elemental, se cae de la mata". Sin embargo, la cultura patriarcal en la que hemos sido socializadas y socializados no nos permite que la ley de la gravedad funcione tan fácilmente y, algo que debería ordenarse, "caerse de la mata" por su propio peso, responde a una cultura androcéntrica milenaria.

Le invito a tratar de pasearse por la vida con estos lentes de género. A diferencia de las gafas, una vez puestos, no existe forma de que te los puedas quitar.

viernes, 6 de mayo de 2011

¿Estadísticas de género, para qué?

Con esta pregunta Diane Almeras, de la Dirección de Asuntos de Género de la CEPAL nos ponía a reflexionar sobre la importancia de incorporar la perspectiva de género en los sistemas de estadísticas durante la celebración del Seminario Fortaleciendo las capacidades de los países de Centroamérica República Dominicana para Desarrollar Estadísticas de Género.

En la respuesta a dicha pregunta, nos encontramos con que el hecho de que las estadísticas de género constituyen una herramientas de gran utilidad en la promoción de la igualdad de género, pues permiten dar visibilidad a la situación que mujeres y hombres manifiestan en los distintos ámbitos en los que interactúan, a la vez que muestran la posición en términos cuantitativos en que se encuentran mujeres y hombres frente a un determinado fenómeno y en un tiempo determinado. Además, las mismas sirven para mediar la relación entre estas posiciones y la magnitud de la distancia para alcanzar la equidad.

En palabras del Instituto Nacional de Estadísticas y Geográficas de México, la producción de estadísticas de género están relacionadas a la necesidad de visibilizar a las mujeres y de transformar y mejorar la oferta de información de forma tal que se disponga de los datos que permitan diseñar, planear, programar y evaluar todas las políticas públicas encaminadas a la construcción de una sociedad más igualitaria entre mujeres y hombres, libre de violencia.

En estos últimos 15 años, los países de la región han avanzado en la tarea de dar respuesta a diferentes compromisos internacionales de forma creativa y con muchas limitaciones presupuestarias. Sin embargo, hoy día se cuentan con diferentes esfuerzos en materia de generación de información que den cuenta de la posición, situación y condición de las mujeres en las áreas de trabajo doméstico remunerado, salud sexual y reproductiva, violencia contra las mujeres, uso del tiempo, entre otras.

A pesar de estos esfuerzos, siguen presentes muchos desafíos, entre los cuales podemos mencionar la necesidad de contar con una voluntad política que permita posicionar indicadores relevantes en las agendas nacionales y regionales.
Pero, no se puede dudar que, en estos momentos, la región del SICA muestra una apertura favorable para colocar el tema en la agenda. Con base a estas premisas es que, desde el Consejo de Ministras de la Mujer de Centroamérica y República Dominicana (COMMCA), un órgano político del Sistema de la Integración Centroamérica (SICA) especializada en temas de género, se ha generado un interés de impulsar una línea de trabajo en conjunto con el Centro Regional de Estadísticas del SICA (CENTROESTAD) con miras a generar un espacio de coordinación entre los Institutos Nacionales de Estadísticas y los Mecanismos Nacionales de la Mujer de la región que faciliten la producción, generación y difusión de estadísticas género sensitivas y así avanzar en el análisis de género que apoye el proceso de toma de decisiones y formulación de políticas públicas, nacionales y regionales, que logren la plena igualdad y equidad de género en la región.